miércoles, 23 de abril de 2008

LA FOTO DEL DÍA: Romanticismo, tradición, consumismo..


El día de hoy está lleno de contrastes. Es evidente que se trata de un día diferente (llamamos “diferente” en este caso al momento en el que el día a día de una sociedad se altera de alguna forma): para unos lleno de significado, para otros carente del mismo. También para muchos se trata simplemente de un día cualquiera.


Se supone que es un día significativo y por razones obvias se convierte en algo masivo. Pasamos de lo que debería ser romanticismo y la tradición, al consumismo en estado puro. Ríos de gente recorriendo las Ramblas y Paseo de Gracia. Colapso, empujones, nervios, tensión...

Aún así el día tiene algo especial e invita a lanzarse a la calle a vivirlo. Se siente una ciudad viva y, aún siendo conscientes del consumismo en el que estamos inmersos, merece la pena conocerlo.

¡¡ FELIZ SANT JORDI A TODOS Y DÍA DEL LIBRO !!

3 comentarios:

Rodrigator dijo...

Cuando lo veo todos los años en las noticias, no puedo dejar de pensar en la cutre feria del libro que montan en este pueblo (sólo ponen stands las librerias que hay aquí) y en la cutre feria del libro de segunda mano que montan en la plaza del Pilar. No es que tengan que montar una feria como la de libros de segunda mano de Albacete -que también estaría bien-, pero podrían hacer algo más grande. Gente con menos recursos (estudiantes y jubilados) accedería a los libros con mayor facilidad.
¡Feliz Sant Jordi y feliz Día Internacional del Libro! (aunque puede resultar chocante que el organismo que instituyó el Día interancional del libro haga esto: http://diario.elmercurio.com/2008/04/18/actividad_cultural/actividad_cultural/noticias/5114ABD0-2EB8-439E-8D61-6D521D076C7F.htm?id=%7B5114ABD0-2EB8-439E-8D61-6D521D076C7F%7D ).

alfonso dijo...

Es una bonita tradición regalar a alguien querido un libro y una rosa. ¿Consumismo? Somos libres, sólo nos queda no tener miedo a la libertad.

Besos desde Füller

Marcianica dijo...

Cuando hablo de consumismo me refiero a todo lo que envuelve al día del libro y Sant Jordi en este caso.
Por supuesto que es bonito regalar un libro y una rosa!, de hecho es muy especial... Pero no me gusta el circo que le rodea. Solo se piensa en vender, vender y vender, se han olvidado del significado del detalle..

Un paquete de besos para Füller!