domingo, 19 de abril de 2009

LAS OSCURAS INFLUENCIAS DEL CANON DE PACHELBEL

Dios mío, ahora entiendo por qué me gusta tanto esa pieza… ¡Es diabólico! ¡A mí también me persigue! ¡¡Es como el número 23!!

1 comentario:

Rodrigator dijo...

Te vere en el infierno Pachelbel jajajaja!!! Dios que pesadilla de canción, creo que la tendré en mi mollera para el resto de mis días.