miércoles, 7 de noviembre de 2007

DIARIO DE UN BECARIO UNIVERSITARIO

El primer revés

Revés, decepción, fracaso... Esas son las palabras que rondan hoy por mi cabeza después de recibir la peor noticia que he recibido desde que soy becario de investigación: la revista a la que he enviado un artículo lo ha rechazado.

Para cualquier investigador, la noticia es dura. Si además ese investigador necesita como agua de mayo un artículo que le abra las puertas para leer su tesis, la noticia es una putada. Y si además ese investigador soy yo, se trata de mi primer artículo, llevo preparándolo casi 8 meses y la revista decide establecer la plusmarca personal de rechazo en unos insuperables 8 minutos desde la hora de envío (incluyendo redacción de carta de rechazo), la noticia se convierte en una catástrofe.

Para los incrédulos, puedo certificar con datos reales que desde la hora en que la revista ha recibido mi artículo y me ha asignado número al manuscrito (11:58) hasta que me ha contestado el editor con la carta de rechazo (12:06) únicamente han pasado 8 minutos. Ahora, horas después, me parece incluso gracioso, pero os puedo asegurar que a las 12:07, antes incluso de sentir tristeza e incredulidad, el sentimiento único era de humillación.

Porque no me jode que me lo hayan rechazado, algo para lo que estaba preparado si el editor juzgaba que el contenido científico no era suficiente. Lo que me jode profundamente es el trato recibido. Porque no es justo que me diga que "Your paper seems interesting but it does not correspond to the readership of the Journal of Magnetism and Magnetic Materials" cuando tengo artículos calcados de la misma revista, elaborados por mi propio director de tesis, que tratan de exactamente lo mismo pero con peores resultados que yo. Y porque no es justo que me lo diga ese editor, que es el mismo que aceptó los artículos de mi director. Pero sobre todo porque no es justo que 8 meses de trabajo se juzguen en 8 minutos y sin haberse leido el artículo, ya que en 8 minutos no da tiempo a recibirlo, leerse 20 páginas, analizar el contenido y escribir un email rechazándolo e incluso recamendándome otras revistas.

A pesar de todo, ahora simplemente siento algo de indignación. Mejor que me rechacen porque el tema no tenga relación con la revista (lo cual es mentira) que por que sea una mierda de artículo. Hay más revistas donde mandarlo, incluso con mejores índices de impacto. El problema es que, como siempre en esta vida, uno descubre que es un estúpido por no creer a aquellos que me decían que en las revistas cunde el amiguismo y la incompetencia y que si no están necesitadas de artículos en ese momento no se preocupan ni en leerlos para rechazarlos. Y tampoco quiero generalizar por lo que me ha pasado, porque seguro que hay editores buenos y editores malos, pero ahí están los casos de investigadores rechazados en revistas de medio pelo que finalmente publicaron su artículo en Science o Nature.

En definitiva, que no hay mal que por bien no venga. Gracias a la dichosa revista JMMM ahora sé de primera mano cómo es el mundo en el que me muevo.

6 comentarios:

Rodrigator dijo...

¡Ánimo BOVINA-MAN!, ese artículo va a ser publicado y a ese maldito editor le vamos a meter una bovina por el culo....(puede que hagas artículos cutres, pero sigues siendo un master con los kalimochos...jejejeeee).

Gon dijo...

Por dios boBina, boBina, que me ha hecho daño...
Animo Angel, si no, ya sabes que en alguna revista publicarán tu articulo basado en la gran experiencia que tienes en la preparación de calimocho.

Rodrigator dijo...

Ostrás que pedazo de falta de ortografía....me corto un dedo ahora mismo.

CFC dijo...

"Bovino" hace referencia al ganado con cuennos (vacas, toros y bueyes, y algún humano que otro). Por eso te sonaría la palabra con V.

De lo del artículo... pues que es totalmente cierto todo eso. Lo suscribo TODO (por una vez estamos de acuerdo). El título por encima como mucho que se han leído los cabrones. Es lo que tienen la contaminación política y eso de ser referee como hobby. Pero el trabajo bien hecho suele acabar cundiendo tarde o temprano. Que el mundo sepa lo que se cuece ahí, coño, que parece que hay cosas que no existen.
MUCHO ÁNIMO para ti y para todos los investigadores que intentan hacer bien su trabajo.

Por cierto, parece que el índice de impacto va a acabar cediendo paso a otro índice mejor (no recuerdo cómo se llama... Creo que el Índice P o algo asín)

PD: ¡¡Y no dejéis de visitar el Blog de Punset!! (incluido en los links de El Faro)

CFC dijo...

PD2: Es un minuto por cada mes que lleva uno preparándolo.

Niño Johnson dijo...

Sobre el índice que comentas, existe un nuevo índice denominado "Índice H" o "Índice de Hirsch", pero es un índice que mide la calidad de un investigador, no de una revista. Concretamente, es un índice que trata de primar más la calidad que la cantidad: "A scientist has index h if h of his Np papers have at least h citations each, and the other (Np - h) papers have at most h citations each" (Hirsch).

Si hay otro índice para revistas, no lo sé. Lo cierto es que el Impact Factor está siendo muy criticado porque no mide calidad, el periodo de cálculo es muy corto (3 años) y es muy dependiente de las áreas de investigación.