martes, 16 de marzo de 2010

UNA BOYA EN EL MAR: AFORISMOS

Nos encuadramos en Praga, en el S XVI, donde cuenta la leyenda que el rabino Loew, “El Maharal”, creó al Golem para proteger a la comunidad judía. Gracias a la palabra “EMETH”, escrita en la frente, el Golem cumplía servicialmente sus funciones. Como mandaba la ley mosaica, el rabino se ocupaba de que el Golem no trabajase los Sabbath. Esto lo lograba borrando el viernes por la noche la primera letra, y así pasaba la palabra “EMETH” (verdad) a ser “METH” (muerte), y de este modo el monstruo se quedaba inactivo. El Sabbath que el Maharal olvidó borrar la primera letra, el Golem se descontroló y atacó a sus propios protegidos. Loew llegó justo a tiempo de la sinagoga para borrar la frente del Golem, que cayó inmediatamente mientras se deshacía de la arcilla que estaba hecho. Y esto es lo que dicen que el rabino contó a su yerno y alumno con los que había creado a la bestia:

“No olvidéis esto que ha sucedido. Que sea para vosotros una lección. Hasta el Golem más perfecto, creado para protegernos, puede convertirse fácilmente en una fuerza destructiva.Por lo tanto, debemos tratar con mucho cuidado aquello que es fuerte, así como inclinarnos con bondad y paciencia ante aquello que es débil. Todo tiene su tiempo y su lugar.”

(parcialmente extraído de “KAFKA”, de Robert Crumb y David Zane Mairowitz)

                                                    Imagen boya

2 comentarios:

Javier Trettel Buteler dijo...

Sabiduría de doble filo.
Muy bueno.

Niño Johnson dijo...

Nada, la culpa es del Maharal, que como buen funcionario estaría desayunando a la hora de borrar la letra. Maharal dimision!